lunes, 11 de abril de 2016

Me siento... frustagordi


Se que la imagen que tenéis de mi es de un bellezón incomparable, de melena abundante y ondeante, la envidia de las de pantene, de cuerpo esbelto y pechos turgentes... Pues siento decepcionaros... quitaos esa imagen de la mente porque yo estoy gorda, soy gorda y eso es un estigma para toda la vida. No es que esté gorda de ahora, que después de los embarazos me quedara con unos cuantos kilos de más, que también, después de parir corrí el riesgo de tener gravedad propia, no, es que siempre he sido gorda, desde chiquitita.

Siempre he sido la monina, la "Uy si estuvieras delgada con la cara tan mona que tienes..."
La "Si eres guapa, solo con que adelgazaras"
La "Saldría contigo, pero no me dan los brazos para abrazarte"

Que te dicen todas las marujas de turno y un capullo con el que no sabes porque quisiste salir una vez... Y la
"Foca" "ballena" "contrabajo" "rotonda" "plaza España" y más calificativos diversos e imaginativos que decían en el cole.

En mi familia el gen de la gordura me lo quedé yo! Con dos cojones! El día que lo estaban repartiendo me planté y dije "no os preocupéis, comed y bebed, que ya engordaré yo por todos vosotros, dádme el gen a mi y sobre todo, dejad exentos a los demás" Una que es así de generosa o de gilipollas...
Vamos, a la que le ha tocado la china (el chino del sumo), la que sacó la bola negra y rellena de salsa.

A consecuencia, desde los 16 años he estado a dieta y os voy a contar un secreto, toooooodas las dietas funcionan, todas, todas, con todas he bajado de peso, la putada es que después también lo he recuperado. Durante una temporada muy bien, pero en cuanto como normal, y fijaos que digo normal, vuelvo a mi estado de Jabba el Hutt, que debe ser el que mi cuerpo entiende como normal... Así que llevo 25 años siendo un yo-yo.

Tengo ropa de todas las tallas, algunas con la etiqueta puesta y todo, no me ha dado tiempo ni a estrenarla, imaginad lo rápido que mi cuerpo se expande.

Una de las cosas más frustrante es lo lento que se baja de peso, el esfuerzo que requiere y lo poco que cunde, dejar de comer no es una opción, sería también la más rápida, pero no me veo de cadáver, creo que es poco favorecedor, y luego lo raudo que se recupera, un día te metes en la talla 42 (no digo ya la 36 que esas aprietan el co...) y al siguiente... plop! ya no hay stop! talla 50!

Es tan frustrante estar a dieta y que haya acontecimientos familiares o de amigos, cumpleaños varios... Con suerte has bajado en dos meses dos kilos, y llevas a base de lechuga, aire, agua y filete a la plancha cincuenta y nueve días, doce horas y ventiseís minutos... que se dice pronto... empieza el complejo herbívero... Y como tu esfuerzo te está costando, decide ser una talibana de la dieta, no caerás, no sucumbirás, no probarás la fruta prohibida o el chocolate o el solomillo en salsa verde que te está haciendo ojitos desde hace rato... NO... y entonces llega... "Pero come mujer que no solo de pan vive el hombre" "Pero tonta si estas bien, no necesitas perder peso" "Y porque quieres perder peso si ya tienes la vida resuelta, ya tienes marido y dos hijos" (Como si fueran mis únicas aspiraciones), que casualmente coinciden con las mismas personas que tiempo atrás te han estado machacando con "Baja un poco de peso que estas llegando a unos limites..." "Si adelgazaras un poquito con lo mona que tu eres" "No hay nada tan fácil como hacer dieta, total solo tienes que comer sano" "Tienes que adelgazar porque hay que conquistar al marido todos los días, que luego vienen las pelandruscas mas jóvenes y mas delgadas y mas guapas que tu y que"
Comentarios todos súper constructivos y mientras tu estas haciendo todos los esfuerzos habidos y por haber y te has jurado no meter un hidrato mas en tu cuerpo serrano, te dicen... Al lorito, que no tiene desperdicio:
"Bah Si por un día no pasa naaaada, el cuerpo necesita descansar de la dieta de vez en cuando, que luego se acostumbra y no hace efecto"
Y esta lindeza te lo dice una delgada, que lo es por naturaleza, que no ha tenido que hacer ni un solo dia de dieta en su vida, y aun así se ha mantenido en la talla 38 desde que la conoces y para mas inri, se esta comiendo una porción extragrande de pastel de triple chocolate con yema quemada... que no tiene ni idea del esfuerzo que supone, sobre todo psicológico, y del aumento de peso, que segurísimo, te va a suponer, ese, por un día no pasa nada, y estas a un tris de arrancarle el plato de las manos y comerte no solo la porción de pastel, si no el tenedor incluido.... Claro, claro... decidle a un alcohólico que beba una copita, que por un día no pasa nada, o a un ex fumador que se fume un cigarro que un día es un día...

Mientras las otras gordas hacen como que no están, mientras saborean ese pastel y están deseando que caigas en la tentación, que peques, pero con cara de estamos contigo, unas, y otras, las que se han saltado la dieta, intentando desaparecer mimetizándose con las paredes, todas disimulan, porque ellas lo saben, todas las gordas lo sabemos, todas las que hemos hecho dieta lo sabemos, que si que pasa...

Porque desengañaros, todas las gordas que veaís vivimos en una constante dieta, y la envidia hacia la que consigue adelgazar esta ahí, latente, soterrada en sonrisas que no llegan a los ojos, se palpa, lo notas como una segunda piel, las miradas te traspasan, ay si mataran....

Y toooooodo este va y ven de comer, no comer, ahora si, ahora no, hidrato va, hidrato viene, miradas, ánimos y desánimos todo esto por un efecto yo-yo...

Llegados a este punto los dietístas se han dado cuenta de que ya no nos vale con solo adelgazar, ahora queremos quedarnos delgadas, ya esta bien de pagar miles de euros para luego volver a estar como estábamos o peor y volver a acudir a ellos y se han inventado lo que llaman "cambio de vida". Resulta que ahora tengo que hacer un cambio de vida, hemos pasado de hacer dieta para estar delgados a tengo que beber de dos a tres litros de agua al día, comerme un tomate, ocho almendras o avellanas, un poco de ensalada en crudo, un solo hidrato al día, que no supere el 1% de todo lo que comes, filete a la plancha y pescado por la noche, nada de alcohol, ni olerlo, no puedes ni curarte una herida, mejor agua oxigenada, nada de pan, ni una triste galleta maría, ya no hablemos de una principe, fuera el chocolate o como mucho, uno puro al 99% de cacao y una sola onza, el domingo como premio, siempre y cuando hayas andado dos horas a paso rápido montaña arriba y luego te hayas dejado caer rodando las otras dos horas de bajada, no te olvides de tu porción de fruta diaria, que tiene que ser un kiwi por la mañana,t y una manzana por la tarde, para compensar el yin y el yan de la fruta, una te hace cagar y lo otra estringe. Tienes que hacerlo todos los días sin excepción y en ese cambio de vida saludable esta la solución, siempre estarás delgada!!

¡¡¡Tócate los pies!!! ¡¡¡Así que la única solución que tenemos es estar a dieta y a ejercicio diario constante, para siempre!!! Y mientras todas las personas que tienen la suerte de estar delgadas mientras van al macdonals una vez por semana, salen de pinchos y de tapas dos de cada tres noches, beben cerveza hasta limpiar los riñones de tres elefantes y el máximo ejercicio que hacen es lo que andan de casa al trabajo y eso si no van en coche....

No es justo!!! Que busquen como quitarnos el gen que adora a la grasa y hace que se nos acumule y se dejen de dietas, y de cambios de vida, no es justo que no podamos hacer una dieta normal y equilibrada, y no hablo de comer chocolate con churros los domingos por la mañana, hablo de un día macarrones con queso, otro día ensalada variada, otro dia judia verde saleada con un poco de jamón, otro dia patata al horno otro día puré de calabacín y otro día paella, no hablo de comer pizza cada día, y puedo asegurar que ninguna gorda de las que conozco ha comido pizza todos los días para estarlo.

Señores dietístas se pueden meter por donde yo me se el estilo de vida de la lechuga y el filete para siempre, eliminemos el gen, pagaríamos cantidades ingentes de dinero si se consigue... ahí lo dejo... por si a alguien inteligente, le apetece hacerse millonario... No mas dietas, no mas gen gordo!

Me voy a comer, que hoy tengo sopita y filete a la plancha...

2 comentarios:

  1. Me he reído mucho y me he sentido muy identificada :)
    Un saludo

    ResponderEliminar